La llegada de refugiados sirios a Europa es probablemente uno de los temas más hablados durante 2015 y 2016. Hoy en día hay 65 millones de desplazados en el mundo. Todos esto está siendo documentado en televisión y radio, además de todos los fotógrafos que se acercan a los campamentos de refugiados.

_warren_47237e93

Uno de ellos es Warren Richardson, de 48 años. Nació en Australia y actualmente trabaja en Europa oriental. En 2015 formó parte de un grupo de periodistas que documentaban la crisis migratoria en el borde entre Serbia y Hungría y acampó junto a 200 refugiados que intentaban cruzar la frontera durante la noche del 28 de agosto. Ahí tomó la foto que ganaría el primer premio del Word Press Photo of The Year.

Bautizada con el nombre de “Hope for a new life” (“Esperanza para una nueva vida”), retrata un hombre sirio pasando un bebé por debajo de unos alambres de púas que separan Serbia y Hungría.

En una situación como esta cualquiera haría lo que fuera para que sus hijos o los más pequeños del lugar cruzasen primero, dándoles una nueva oportunidad. De ahí el nombre de la imagen. Para ellos, cruzar significa una nueva vida donde la amenaza de que sus casas se vengan abajo no sea constante, donde puedan educar a sus hijos.

Por Anne Gorostizu.

Advertisements